Es un documento que contiene la declaración de voluntad de una o varias personas, emitidas ante el notario, para hacer un determinado contrato o un acto jurídico individual.

El proceso de elaboración de una escritura pública tiene cuatro etapas en la notaría:

  1. Recepción de las declaraciones, esto es, de lo que el usuario quiere decir ante el notario.
  2. Transcripción en texto escrito de lo dicho o declarado por el usuario, ante el notario.
  3. Lectura y aceptación del texto de lo que ha leído o ha oído el usuario, para que lo apruebe y lo firme.
  4. Firma del notario, después de la firma de los interesados y después de cumplidos todos los requisitos del contrato respectivo.

Documentos que se deben traer a la hora de hacer la escritura pública:

  • Paz y salvo municipal.
  • Ficha predial.
  • Certificado de libertad y tradición.
  • Paz y salvo de valorización.
  • Escritura pública.
  • Cédulas originales y copias al 150%.

Ir al contenido